Herminio Masantonio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Herminio Masantonio
HMasantonio.jpg
Datos personales
Nacimiento Ensenada, Buenos Aires, Flag of Argentina.svg Argentina
5 de agosto de 1910
Nacionalidad(es) Bandera de Argentina
Fallecimiento Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina
11 de septiembre de 1956 (46 años)
Altura 1,80 metros
Carrera
Deporte Fútbol
Debut deportivo 1931
(Huracán)
Posición Centrodelantero
Goles en clubes 21 (Selección)
259 (clubes)
Retirada deportiva 1945
(Huracán)
Part. 19
[editar datos en Wikidata]

Herminio Masantonio (n. Ensenada, Provincia de Buenos Aires, 5 de agosto de 1910 - m. Buenos Aires, 11 de septiembre de 1956), fue un futbolista argentino.

Una de las glorias del Club Atlético Huracán y uno de los máximos goleadores en la historia del fútbol argentino (tercero en la tabla general y primero en la historia de Huracán).

Biografía[editar]

Su carrera como futbolista comenzó en la liga amateur platense, más precisamente en el club Platense de La Plata, para pasar luego al club Villa Albino de su ciudad natal, Ensenada. Luego comenzó su carrera profesional en Huracán gracias al esfuerzo de Tomas A. Ducó. En el CA Huracán jugó doce años, desde el comienzo del profesionalismo en 1931 (cuando se fue Guillermo Stábile) y volvió en 1945, con una estadía en Uruguay en 1943 (Defensor Sporting de Montevideo) y en 1944 (Club Atlético Banfield, era el 9, entre Armando Farro y Jorge Alcalde).

Fue un impetuoso delantero, potente, cabeceador, valiente en el área y de gran remate, que deleitó a los "quemeros" en trío central con Bálsamo (luego Méndez) y Baldonedo (luego Simes). En su última temporada, alternó con el paraguayo Atilio Mellone al medio, y después en su puesto lo sucedieron Alfredo Di Stéfano, Adolfo Pedernera, Arsenio Erico (sólo 7 partidos) y Ricardo Infante. Sus mejores años fueron 1937 y 1939, con 28 tantos marcados en cada uno, pero fue toda su extensa trayectoria la que lo convirtió en uno de los símbolos máximos del club Huracán. Se retiró en 1945, a los 35 años de edad. Según IFFHS tiene un récord de 259 goles en 367 partidos en Primera División, por lo que ocupa el 3º lugar en la historia del fútbol argentino y el 92º lugar en el mundo.

Selección nacional[editar]

Masantonio con la camiseta de la Selección Argentina, década del '30.

Masantonio ganó con la Selección Argentina el Campeonato Sudamericano de 1937 y 1941, y fue el máximo goleador en los Sudamericanos de 1935 y 1942. Es además el futbolista de la Selección Argentina con mejor promedio de gol (1.10), al anotar 21 goles en 19 partidos.

Trayectoria[editar]

Equipo Temporadas PJ Goles Promedio
Bandera de Argentina Huracán 1931-1943 349 254 0.73
Bandera de Uruguay Defensor Sporting 1943 11 3 0.27
Bandera de Argentina Banfield 1944 7 2 0.29
Bandera de Argentina Selección Argentina 1935 - 1942 19 21 1.10
Total en su carrera 1931-1945 386 280 0.73

Curiosidades[editar]

Alrededor del año 2000, en el barrio de Parque Patricios de la ciudad de Buenos Aires rebautizaron la calle calle Grito de Ascencio por unos 160 metros, entre la avenida Zavaleta y la calle Iguazú, con el nombre de Herminio Masantonio. Es la primera calle de esta ciudad llamada con el nombre de un jugador de fútbol. En Ensenada, en Villa Albino, el barrio que lo vio nacer, también hay una calle con su nombre.

Frente a la sede del Club Atlético Huracán sobre la Avenida Caseros se inauguró en su homenaje en marzo de 1996 el primer monumento en Latinoamérica a un futbolista. El mismo fue proyectado por el ingeniero Manuel Vila, y posee un bajorrelieve cuyo autor fue Ricardo Micó.

El poeta argentino Francisco García Jiménez compuso la letra del tango "El Mortero del Globito", apodo con que el mismo Jiménez nombró a Masantonio. La música de la pieza es obra de Miguel Padula.

Durante la final del Campeonato Sudamericano de 1935 que Argentina disputaba con Uruguay, protagonizó una pelea histórica con Lorenzo Fernández, apodado El Gallego, tras éste cometerle una infracción e insultarlo. Años más tarde y estando gravemente enfermo, Masantonio recibió la visita de Fernández, con quien desde aquella riña había mantenido una amistad a la distancia.