Ignacio Poletti

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Ignacio Poletti
Poletti y Filadoro - El Gráfico 1803.jpg
Datos personales
Nacimiento Santa Fe, Argentina
28 de abril de 1930
Nacionalidad(es) Argentina
Carrera
Deporte Baloncesto

Ignacio Poletti (Santa Fe, 28 de abril de 1930) es un ex jugador de básquetbol de Argentina, integrante de la denominada "primera Generación Dorada" del básquet argentino. Fue luego vetado, junto a centenares de deportistas argentinos, de participar en todo tipo de eventos deportivos dentro y fuera del país, por lo que nunca más pudo jugar básquet oficialmente.

Carrera[editar]

La Selección de Básquetbol de Argentina (donde Ignacio Poletti era llamado "el bombardero") era en los ´50 una potencia mundial: Campeones Sudamericanos 34, 35, 41, 42 y 43; equipo revelación en los Juegos Olímpicos de Londres 48; Campeón del Mundo 1950 (el primero de la historia); plata en los Panamericanos Buenos Aires 51; semifinalistas en los Juegos Olímpicos de 1952 (donde finalizó en cuarto puesto); campeones mundiales universitarios en Dortmund 53; plata en los Panamericanos México 1955; campeones sudamericanos juveniles en Cúcuta 55 y candidatos al título en Melbourne 1956

Cuando la Selección ganó en 1950 el primer Campeonato Mundial de Baloncesto, que se jugó en Buenos Aires, imponiéndose nada menos que a Estados Unidos por 14 puntos, se generó una gran algarabía popular.[1]

El peronismo intentaba elaborar una política deportiva tanto por razones de utilización para propaganda, como por considerar positivos sus efectos sociales. El fútbol no pasaba por su mejor momento, y el polo era una práctica identificada con los sectores de alto poder adquisitivo antiperonistas. Entonces, dentro de los juegos de conjunto, el básquetbol, por sus excelentes resultados a partir de los Juegos Olímpicos de 1948, se convirtió en la estrella de ese impulso.

Juan Domingo Perón -que apoyó por ejemplo a Delfo Cabrera en atletismo- quiso esponsorear desde el Estado al básquet pero dicha ayuda fue siempre desestimada, debido al hecho de que el básquet se consideraba entonces un deporte amateur, y también para mantener la política separada del deporte. Aun así, como premio por el campeonato conseguido, el gobierno peronista otorgó unilateralmente algunos permisos de importación para que los basquetbolistas pudieran, si querían, adquirir un automóvil importado sin pagar algunos impuestos.[2]

Sanción[editar]

En 1957, durante el gobierno de facto de Pedro Aramburu, en la autoproclamada Revolución Libertadora, fue intervenida la Confederación Argentina de Básquetbol por la dictadura militar y se nombró a la Comisión Investigadora número 49 para que determine si había deportistas adheridos a las políticas del gobierno peronista recientemente derrocado.

Un apoyo concreto por parte del gobierno peronista había sido extender licencias laborales que permitieran a los integrantes del seleccionado dedicarse por completo y perfeccionarse. Por aquellos años imperaba todavía la regla del amateurismo, por lo que todos los jugadores trabajaban en otras profesiones para mantenerse. También, los jugadores fueron acusados por haber recibido un permiso para importar un auto de regalo. Este tema del amateurismo sería una de las razones esgrimidas por la Comisión antedicha para suspender de por vida a los basquetbolistas juzgados. El daño fue muy grande, casi se borró a la Argentina del mapa del básquet mundial, al punto tal que el básquet argentino pasó 30 años sin obtener títulos.[2]

La sanción fue levantada recién once años después, pero ya era tarde: habían truncado sus carreras.

Reconocimiento posterior[editar]

El diputado nacional argentino Lorenzo Pepe, el 27 de noviembre de 2012, encabezó un homenaje a los campeones mundiales de básquet de 1950. Les entregó una placa de reconocimiento en nombre de la entidad que preside este legislador.[3]

El documental "Tiempo Muerto" refleja este hecho, junto con el profundo vínculo de amistad que unió a la "primera generación dorada" del básquetbol argentino: se siguen reuniendo todos los miércoles en el Club Palermo, cosa que nunca dejaron de hacer desde que consiguieron el campeonato.[2]

Referencias[editar]